Aunque para muchos la idea parece descabellada, en redes sociales circula una iniciativa ciudadana para que la licencia o incapacidad para mujeres trabajadoras en estado de ingravidez se alargue de tres a siete meses. La idea es que el permiso de maternidad dure un total de 28 semanas, de las cuales cuatro sean prenatales y 24 postnatales, es decir, un mes antes y seis meses después del parto.

Los impulsores de esta propuesta aseguran que en países como Suecia el permiso de maternidad se extiende por más de 12 meses, y que los chilenos aprobaron hace dos años una licencia posnatal de medio año. La intención, insisten, es que la relación entre la madre y el hijo sea más tierna y redunde en una mejor salud física, mental y emocional para los niños, en una familia más fuerte y en una sociedad más sana y plena.

Luego entonces, esta Iniciativa debería ir de la mano con las diferentes campañas que sobre la lactancia materna se han venido promoviendo en nuestro país, y concretamente en la capital de la república, pues como se recordará, en el mes de mayo del 2014, el Gobierno del Distrito Federal, a través de la Secretaría de Salud capitalina echó a andar la campaña “No le des la espalda, dale el pecho”, para alentar la lactancia en la ciudad de México.

Maternidad 3

Maternidad 1

Y todo esto porque, según cifras oficiales, México se coloca entre los países que menos amamantan, pues tan sólo el 14 por ciento de las mujeres lo hace. Con esta premisa, lo lógico sería que desde la administración pública se impulsaran políticas tendientes a facilitar que las madres trabajadoras amamanten, por lo menos, durante seis meses a sus bebés. La mejor forma, entonces, para conseguirlo es con un permiso de maternidad de por lo menos medio año.

Sin embargo, (y ahí viene el pero) para que esto suceda deben concurrir ciertas circunstancias, que van desde lo cultural hasta lo legal, pasando por el tema económico.

El primer escollo tiene que ver con la presentación de la Iniciativa en sí misma, pues para que la acepten en la Cámara de Diputados se deben alcanzar las firmas de al menos 35 mil ciudadanos. La buena noticia es que ya sólo falta el acompañamiento de 2 mil 280 pobladores. La mala es que ha tenido poca difusión y son pocas personas las que conocen la propuesta.

Por ello fue que Crónicas de Asfalto se hizo a la tarea de visitar San Lázaro y preguntarle a las diputadas, pero también a los diputados, si estaban enterados.

No es sólo la mujer la que cuida del hijo

“Había visto la propuesta en las redes, incluso sé que están juntando firmas, y lo sé por una sobrina, que está en este momento está embarazada, y vi que subió a su cuenta que firmaran la iniciativa quienes estuvieran de acuerdo. Yo la quiero mucho, a mi sobrina, pero no me prestaría a firmar algo en lo que personalmente no estoy de acuerdo”, dice Lizbeth Rosas del PRD.

—¿Y porqué no está de acuerdo?

—Bueno, yo en un principio soy madre y soy legisladora, y he sido trabajadora también en la iniciativa privada y pública, y considero que todas las iniciativas ciudadanas son importantes, porque finalmente permiten que los ciudadanos opinen respecto de algún tema de su interés particular, y respeto la iniciativa como tal, precisamente por venir de la ciudadanía. Sin embargo, de manera muy personal, yo pienso que no es necesario tanto tiempo para justificar la ausencia en un trabajo. Yo, en mi caso particular cuando tuve a mi hijo hace ocho años, lo tuve un 26 de septiembre y me incorporé a trabajar el 1 de octubre, o sea, no guardé ni una semana de descanso, que es lo que por salud, por lo menos deberíamos de guardar. Finalmente sé que muchas mujeres queremos pasar tiempo con nuestro bebé, pero también es importante seguir con nuestra actividad normal y cotidiana, con nuestros trabajos y con nuestra vida para tener también un México más productivo y darles también una mejor condición de vida a nuestros hijos.

—¿Entonces siete meses le parece demasiado?.

—Considero que lo que marca actualmente la ley es lo correcto, y considero que también el haber ampliado a que esta prestación la tengan los hombres es un gran logro, porque no es sólo la mujer la que cuida del hijo, sino que es la pareja, y ambos son responsables de los cuidados del recién nacido. De manera personal, pienso que el tiempo que maneja esta iniciativa es un exceso.

Maternidad-3-ok

Una iniciativa sin futuro

“La verdad es la primera noticia que tengo acerca de esta iniciativa, pero me parece valiosa, en cuanto a la importancia de la maternidad. Por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud sugiere que las madres tengan que dar lactancia durante dos años, y esto nos da referencia de más o menos durante cuánto tiempo tiene que estar cuidando directamente la mamá al niño, para que pueda estar sano y para crecer bien. Hay que recordar que en la última reforma ya también se reformó la ley para que los padres puedan ausentarse para cuidar al niño y no tengan ninguna repercusión en su sueldo. Yo creo, hay que revisar la propuesta, sobre todo en los tiempos, porque realmente desconozco la justificación del por qué siete meses. Pero sí me parece que los tres meses que se dan son positivos; también me parece que podrían ampliarse, por lo menos unos días más”, comenta el legislador del PAN Juan Pablo Adame.

—¿Le ves futuro a la iniciativa?

—En la discusión sí, en la propia pertinencia de la misma en este periodo legislativo, lo veo complicado, creo que más bien para el próximo periodo legislativo, en septiembre, y ya con nuevos diputados.

Maternidad 2

Deberíamos tener lactarios en los centros de trabajo

“Tener un proyecto de seis meses de poder tener permiso laboral, pues yo siento que actualmente, como está la situación económica en el país, no sería algo viable. Es cierto que en los países del primer mundo, como Suiza, en los que no se dan seis meses, se da hasta un año y hasta le mandan una enfermera a su casa. Por eso, lo que yo aquí he abogado es que, para no separar a la madre del bebé recién nacido y este pueda seguir lactando, pues deberíamos tener lactarios en los centros de trabajo, para que así la madre pueda prolongar su periodo de lactancia. De hecho fui yo la que impulsó que se instalara en lactario aquí en San Lázaro”, dice muy segura Carla Alicia Padilla del Partido Verde Ecologista.

—¿Cómo funcionan los lactarios?.

—Es muy sencillo, se trata de que en los centros de trabajo haya un espacio o dos periodos de media hora para que las madres vayan a amamantar a su bebé (aunque media hora no alcanza para nada), o bien acudir a un sitio limpio dentro del trabajo donde se pueda extraer la leche, depositarla en un refrigerador y al final de su jornada laboral llevarlo a casa, de forma que al día siguiente pueda dejar el lácteo en la guardería y con ello alimentar y darle todos los nutrientes a su bebé. De esta forma disminuirían los problemas de obesidad y desnutrición. Además un lactario no sería muy costoso para el patrón.

El tema está sobre la mesa. ¿Cuánto necesita una mujer trabajadora para ser mamá?

 

Comments

comments