Hace poco más de dos años iniciamos desde la radio esta aventura llamada Crónicas de Asfalto, como un programa que presenta canciones que hablan sobre la Ciudad de México y su cultura popular -personajes, situaciones cotidianas, calles, monumentos, símbolos y más-, al mismo tiempo que conduce al escucha por diversos sitios de la urbe para vivir las experiencias que narran estas piezas musicales, como subir a un vagón del metro en hora pico o reunirse en una cantina para ver el futbol.

Sin embargo, los proyectos un día adquieren vida propia y llevan a sus creadores a terrenos que no tenían contemplados. Así, viendo que el caudal de historias surgidas en la capital mexicana se quedaban cortas en media hora de programa, muchas de ellas comenzaron a ocupar lugar en impresos. Ahora llegan al espacio infinito que ofrece Internet para que sean leídas por ti.

Estos relatos, las Crónicas de Asfalto, exponen la forma de vida de los habitantes de la Ciudad de México, así como alguna que otra urbe que se atreviese a nuestro paso, y muestran que en la aparente cotidianidad, como caminar por las calles entre edificios, monumentos y locales de tradición y vanguardia, existen elementos extraordinarios que conforman nuestra identidad como habitantes de esta capital y el país en general: somos la quiceañera que se toma fotos en la columna del Ángel de la Independencia, el padre de la chica que fue encarcelada por defenderse de su atacante, la porra que llora cuando su equipo pierde, o el teporocho que acumula latas y plástico porque de ahí saldrá una botella de aguardiente.

Pero no estamos solos. Cronistas, periodistas y reporteros se han sumado a este esfuerzo para contarnos la ciudad que ellos viven y las urbes que visitan.

Así, pues, acomódate en tu silla, trae una taza de café, un vaso con agua o la bebida de tu preferencia. Ajusta el monitor o la tablet, relájate y déjanos contarte la ciudad a través de Crónicas de Asfalto.

¡Bienvenido!

 

Comments

comments