Año con año y desde tiempos inmemoriales los integrantes del pueblo Wixárika, asentados en los estados de Jalisco, Nayarit, Durango y Zacatecas, peregrinan a la tierra sagrada donde viven sus antepasados: Wirikuta, ubicada en el semidesierto de San Luis Potosí. Lo hacen para recolectar las “aguas benditas” de los manantiales, el peyote que utilizarán en sus ceremonias y para recrear la migración mítica de sus antepasados durante la creación del mundo.

En diciembre de 2011 acompañé en dicha peregrinación a un grupo de huicholes asentados en la comunidad de Santa Catarina Cuexcomatitlán, municipio de Mezquitic, ubicado en el norte de Jalisco. En esta crónica fotográ destaco el ambiente y los elementos que conforman su vida religiosa, así como algunas formas y principios organizativos de sus prácticas rituales.

Foto: Arturo Zepeda© Foto: Arturo Zepeda© Foto: Arturo Zepeda© Foto: Arturo Zepeda© Foto: Arturo Zepeda© Foto: Arturo Zepeda© Foto: Arturo Zepeda© Foto: Arturo Zepeda© Foto: Arturo Zepeda© Foto: Arturo Zepeda© Foto: Arturo Zepeda© Foto: Arturo Zepeda© Foto: Arturo Zepeda© Foto: Arturo Zepeda© Foto: Arturo Zepeda©

Fotos: Arturo Zepeda

Comments

comments