Ayer, sin querer, llegué a un video denominado “Vivir en Venezuela es cada vez peor, mediante el cual una jovencita se desahoga en torno a la difícil situación por la que están pasando los venezolanos.

“Yo estoy molesta. No, no. Yo estoy arrecha“, asegura en la declaración con la cual abre el video, y deja en claro su inconformidad por vivir en Venezuela, a pesar de que, según me informé después, sólo cuenta con 14 años de edad.

Recordé a mis únicas dos amigas venezolanas, una a la que conocí en México y que ahora vive en España, y otra que traté en Cuba, pero que vive en Francia. Ambas llevan muchos años fuera de su país, pero las dos son fuertes críticas del actual régimen venezolano.

Patricia Echeverría

Patricia Echeverría

El video del cual les hablo tiene más de 170 mil 500 vistas, y su protagonista, Patricia Echeverría, tiene más de 37 mil suscriptores (supongo que son muchos) y asegura que Venezuela “es un país de mierda”, donde es horrible vivir. Sin embargo, no quiere irse, porque ahí es donde tiene su vida hecha, a su familia, a sus amigos, etcétera.

Yo sabía de la situación en Venezuela: la inseguridad rampante que ya raya en la locura, la escasez de recursos, de productos básicos y de primera necesidad, la falta de energía eléctrica, la crisis hospitalaria, en fin. Sin embargo, no me había puesto a pensar en la verdadera dimensión del problema.

Nunca he estado en Venezuela, y supongo que por ello no estoy en posición de hacer una crítica sobre el tema, a pesar de toda la información recolectada y que se ha hecho pública por la disidencia de aquel país, por lo que he visto, leído y escuchado en los informativos, y por lo que me han contado quienes sí han sido testigos presenciales de la situación venezolana. Sin embargo, quise saber más y, al igual que quienes me están leyendo, forjar mi propia opinión sobre el tema.

El video habla de todo eso, pero hace especial énfasis en la inseguridad, en la escasez, en la inflación y en la falta de energía eléctrica.

Foto: CarlosDíazMe / Visualhunt

Foto: CarlosDíazMe / Visualhunt

Asegura que el venezolano en general ya se ha acostumbrado, aunque no esté bien, a hacer filas de cinco horas para adquirir un rollo de papel sanitario, harina, o cualquier otro artículo de primera necesidad. Y sin embargo, dice, es el país en el que les tocó vivir.

Y sí, reniega de Maduro, pero apenas lo menciona. Patricia asegura que hay cosas buenas en Venezuela, mas no le recomendaría a ningún extranjero visitar su país: “la gente pensará que yo estoy exagerando, la gente de otros países pensará, no creo que estén así de mal, pero lo menos que les recomiendo es que vengan a Venezuela y lo comprueben”.

Luego chequé el análisis que un chaval hace al video de Patricia, y a la que le da toda la razón: “lo que está diciendo ella aquí lo apoyo totalmente, porque de hecho ella está hablando de una forma muy madura”, expresa “El Yanki”.

La gente en Venezuela está acostumbrada a vivir mal, añade, y se acostumbra, reconociendo que incluso sus padres, a quienes ya les pidió mudarse a otro país, le aseguraron que no tenían de otra, y que ese fue lo que les tocó.

Este chico es un poco más crítico del gobierno de Nicolás Maduro, de quien dice, tiene comprado a todo mundo, y que las instituciones del Estado le seguirán apoyando, con o sin revocatorio en su contra.

No me conformé con lo anterior y miré otro video, también en Youtube, y también de fechas recientes:  “Vivir en Venezuela”, de Cocco Campos, con más de 12 mil vistas y 836 suscriptores.

Cocco Campos

Cocco Campos

La misma vaina, como ellos dicen, pero poniendo énfasis en la inseguridad: “Me da rabia”, dice, porque el problema no es Venezuela, “el problema es la gente que vive en este lindo país”, porque en esa tierra ya no dan ganas de salir de la casa, porque la calle esta llena de malandros, choros y asesinos, de resentidos sociales que te roban cuando tienes algo, y si no tienes nada, te matan, por no tener nada.

Y con lágrimas en los ojos se refiere a la crisis de salud, la falta de medicamentos, y a la crisis de falta de valores que está comenzando a permear a su sociedad.

Con 20 años de edad, ella reconoce también tener deseos de emigrar, aunque Venezuela sea un país tan hermoso, pero donde ni siquiera es seguro ir de una ciudad a otra.

Finalmente, miré el video  “Me voy de Venezuela”, en el que Mary Alice, una hermosa trigueña de unos 23 años que informa a sus seguidores que deja su país para radicar en Chile.

Mary Alice

Al escuchar los motivos por los cuales esta chica había decidido abandonar su patria, se entiende que en Venezuela no hay posibilidades de progresar. No se queja del Chavismo, no menciona a Maduro, y ni siquiera menciona la grave crisis económica que vive su país. Sin embargo, sí comenta lo complicado que puede ser encontrar muchas cosas básicas, y se refiere a la inseguridad. No habla de política y sólo refiere su deseo de crecer como persona y como profesional de la comunicación.

En fin, después de este ejercicio, me queda claro que si bien los mexicanos estamos muy lejos de Venezuela, y compartimos la misma lengua, las mismas raíces, e incluso muchos de los problemas que allá viven, la verdad estoy agradecido de ser mexicano y de vivir en México.

Comments

comments