Los niños salvadoreños David y Benjamín, viajan como migrantes ilegales rumbo a una ciudad de la Costa Atlántica de los Estados Unidos para reunirse con sus padres, quienes luego de unos días sin saber de ellos, por fin recibieron buenas noticias: sus hijos están bien en Ciudad Juárez, el norte de México.

ESCUCHA: Vidas Cruzadas. Historias de la migración ilegal. Un mundo de migrantes

En esa misma urbe fronteriza por donde pasan muchos centroamericanos y mexicanos en busca del sueño americano, vive Jorge Gutiérrez, un voluntario en la casa del migrante. Dos veces por semana acude al albergue para hacer una tarea que a pocos se les ocurriría hacer: masajear y aliviar los cansados y ampollados pies de los viajeros. No es un lujo, sino una cuestión de salud, tanto física como mental.

Pero Jorge quiso entender que motiva a la gente a poner su salud en riesgo mientras viaja a la frontera. Así que hace un año, partió en un peligroso recorrido para seguir sus huellas.

Crónicas de asfalto radio presenta: Vidas Cruzadas, historias de la migración ilegal. Capítulo seis: Primero con los pies.

Comments

comments