María, de 20 años, llegó a su casa ubicada en Taxco. Venia de la escuela, tenia los ojos hinchados y llorosos. Su madre al verla sintió una profunda tristeza y una lagrima le corrió por su rostro. “Uno mas”, pensó. Tratando de guardar la calma esperó la noticia; después de dejar su mochila en una silla su hija le comentó que ya habían encontrado en el SEMEFO de Cuernavaca a su amiga Florecita. Había sido secuestrada dos meses antes, pero a pesar de que se pago el rescate la mataron. Las dos se abrazaron y lloraron juntas.

Esta pequeña y antigua ciudad colonial de la zona norte del estado de Guerrero, fundada en 1528 al descubrirse ricas vetas de plata, no ha escapado a la violencia que vive el país por la delincuencia organizada. Al igual que otros lugares, económicamente tiene grandes contrastes: hay personas muy ricas pero también muy pobres.

Taxco-Ángela

El poblado descansa en las faldas de una región montañosa. Los techos rojos de teja, que aún conservan algunas construcciones, crean un hermoso contraste con las blancas paredes de sus fachadas; y cuando los rayos del sol caen sobre las calles empedradas se puede percibir el brillo de los cristales que forman la roca, como si hubieran caído pequeñas estrellas. Las casas desafían con orgullo a la gravedad y se aferran a la montaña para no rodar cuesta abajo. Cuenta con varios monumentos coloniales, siendo la iglesia de Santa Prisca el más importante. Conserva muchas de sus tradiciones, además de una riqueza artesanal que va desde la joyería, que se elabora en plata y que es uno de los principales ingresos de la población, hasta los diversos y hermosos productos como lámparas, platones, alhajeros pintados a mano por indígenas nahuas que todavía habitan en la región y que se pueden identificar porque las mujeres aún usan su traje típico, que consiste en una sencilla falda tableada y un mandil con diminutas flores bordadas a mano, y cientos de pequeños pliegues donde quizás guardan secretos que sólo ellos con su sangre más pura pueden conocer. Por eso no es extraño que en el 2003, sólo un año después que la Secretaria de Turismo estableció su programa de Pueblos Mágicos para promover a las poblaciones con riqueza cultural, se le diera esta asignación a Taxco.

Todavía hace 10 años la tranquilidad era otra de sus características. Se podía andar a altas horas de la noche o recibir el día en cualquiera de los callejones, sin correr mayores peligros; sólo el miedo que la imaginación pudiera proporcionar, si se recordaba en un determinado callejón alguna leyenda de espanto, hacía que uno corriera para alejarse y llegar a casa. No era frecuente que hubiera un robo, secuestro, homicidio o muerte violenta, pero cuando sucedía la comunidad se pasaba comentando la noticia durante meses, hasta que se olvidaba.

Taxco por su economía, ubicación y comunicaciones ha sido un lugar estratégico. En la época de la Colonia, por su riqueza mineral, llegaron muchos viajeros, de los más celebres fue el Barón de Humbolth, en 1802; en la guerra de Independencia estuvieron las tropas de José Maria Morelos comandadas por Hermenegildo Galeana en el ahora hotel Casa Grande; el Exconvento de San Bernardino presenció la redacción de el Plan de Iguala, con el que finalizó la guerra de Independencia de México.

Foto: Alejandro Mejía Greene www.flickr.com/photos/jubilo

Foto: Alejandro Mejía Greene www.flickr.com/photos/jubilo

Su auge turístico ha hecho que esta tierra forme parte de los destinos más importantes del estado de Guerrero, pero también un centro de control donde los diferentes cárteles de la delincuencia organizada como La Familia, Los Rojos y Guerreros Unidos se pelean su posesión para vender droga, secuestrar y, en menor proporción, el cobro por derecho de piso a comerciantes. El Universal publicó el 21 de enero del 2015 que Taxco de Alarcón se encuentra dentro de los 13 municipios de Guerrero donde se sabe que el crimen organizado tiene injerencia en la elección de los mandos, lo cual explica por qué no se encuentra a los culpables cuando se denuncia.

Desde el 2002 se sabía del crecimiento de la delincuencia en Guerrero, esto era principalmente en Acapulco, donde comenzaron a aparecer cuerpos humanos con el tiro de gracia; después evolucionaron hasta encontrar descuartizados. En 2004 se fundo el “Comité de Familiares y Amigos de Secuestrados, Desaparecidos y Asesinados en Guerrero”, como resultado del incremento de la actividad delictiva. Pero fue hasta el 2008 cuando en Taxco se comenzaron a dar los asesinatos, lo cual coincide con las estadísticas publicadas en las que se observa un alto aumento de homicidios durante este año y el 2009, con respecto al 2007, en toda la república.

Así, la población de Taxco despertó un día con la noticia de que se habían llevado al hijo de un vecino; otro día con que habían matado al papá y al hijo; desaparecidos, cuerpos mutilados al pie de un árbol, cabezas a la orilla de un camino, narcomensajes, balaceras, como la del 15 del junio del 2010 donde el ejercito asesino a 15 presuntos delincuentes del grupo de La Barbie. El 29 de mayo de ese mismo año se reportó en el respiradero de una mina antigua estaba siendo usada como fosa y después de varios días de trabajo recuperaron 77 cuerpos.

Taxco-Ángela-2

Desde entonces el miedo ha llegado y mantiene alerta a sus habitantes, la muerte ha enlutando a muchas familias, los padres tratan de controlar que sus jóvenes hijos no frecuenten los antros de moda o los bailes donde llegan a asistir los delincuentes, los amigos de una noche que los inducen a probar e iniciarse en el consumo de drogas. Pero la juventud no siempre tiene conciencia de eso, ¿cómo pedirles que no bailen, que no rían, que desconfíen siempre, que no tengan esa libertad que sus progenitores si pudieron disfrutar?

La mamá de María arroja con impotencia, coraje e indignación el vestido negro que acaba de quitarse y que está empapado en dolor y llanto. Se pregunta: ¿Qué ha pasado con México?, ¿cómo llegamos hasta aquí?, ¿nuestra indolencia es culpable?, ¿por qué el horror de las películas se ha vuelto realidad? No es muy creyente, pero con la fe que da la desesperación reza: “Dios, por favor protege a mis hijos, a mis sobrinos, a mi familia… ¡Dios, protégenos!”.

Comments

comments