El diseño es parecido al oxígeno: está ahí pero no nos damos cuenta. Es parte de nuestra vida diaria. Está en nuestra ropa, en la silla donde nos sentados, en el smarthphone, los lentes, los libros, en todo. Hubo un tiempo que las empresas pensaban más en el mercado local y hacia ellos iban dirigidos sus creaciones y productos. Sin embargo, con la expansión del mercado las grandes compañías han perdido ese tacto con la gente y pareciera que deciden qué es lo que nos va a gustar.

Es por eso que un espacio como el Style Week México se agradece. En primera porque más allá de una simple exposición con estands, es una feria de estilos de vida. En segunda porque decidieron salir de los puntos donde siempre se llevan a cabo este tipo de eventos (Condesa, Roma, Polanco) y hacerlo en un edificio de la colonia Tabacalera, a un costado del Monumento a la Revolución en la Ciudad de México, mostrando así que cualquier punto de la ciudad puede ser intervenido por el diseño y la moda.

Lo que se vio durante los cuatro días, del 26 al 29 de noviembre, que duró el Style Week México, fue moda y diseño de la calle. La idea viene de Sergio Alcalá, el excéntrico diseñador de modas mexicano, al que uno igual puede encontrar en un concierto de rock o en las grandes pasarelas de moda de París o Nueva York, con su atuendo mexican kitsch diseñado por él mismo: pantalón de mezclilla entubado, chaleco con diferentes telas de colores pastel y saco gris con la leyenda “Sergio el Bailador” a la espalda, la gorra colorida y los lentes fosforescentes.

Quienes asistieron se encontraron con artistas locales que pusieron a la venta sus obras hechas en los más diversos materiales. Ahí estaban Verónica Gascón y sus cuadros y marcos texturizados Navema hechos con cartón reciclado; Curro y sus faldas pantalón Pata Palo para hombre, inspiradas en el kilt escocés; Piña y sus lentes vintage de los años 40 hasta la década del 2000 que él mismo ha restaurado; David Hernández y su mezcal Los Gentiles que carga el conocimiento de su abuela, la última maestra mezcalera de su familia; Pacha-Mama y sus galletas de amaranto, mermeladas y demás productos orgánicos, y otros 45 expositores, además de las ilustraciones geométricas con acrílico y luz negra de la artista gráfica Arantxa y su exposición Somos Fractal, donde mostró también algunos de sus trabajos hechos con recortes y perforaciones de papel, cuya profundidad producían un efecto 3D.

Ahora habrá que esperar con qué más nos prenderá el Style Week México en el mes de marzo de 2016 cuando lleve a cabo su segunda edición.

Stwk-Mx-3 Stwk-Mx-4 Stwk-Mx-21 Stwk-Mx-18 Stwk-Mx-25 Stwk-Mx-19 Stwk-Mx-16 Stwk-Mx-15 Stwk-Mx-14 Stwk-Mx-20 Stwk-Mx-17 Stwk-Mx-11 Stwk-Mx-10 Stwk-Mx-9 Stwk-Mx-8 Stwk-Mx-26 Stwk-Mx-23 Stwk-Mx-13 Stwk-Mx-12 Stwk-Mx-6

Fotos: Julio César Vidal

Comments

comments