Uno de los edificios más emblemáticos de la Ciudad de México cumple 81 años de haberse inaugurado: el Palacio de Bellas Artes. Es verdad, hoy se ve majestuoso sobre avenida Juárez y el Eje Central, tal como lo imaginaron los arquitectos Adamo Boari, quien inició la obra, y Federico Mariscal, quien la concluyó. Resguarda murales de Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y José Clemente Orozco, y ha recibido la obra de artistas como Andy Warhol, Picasso o Botero. En la sala principal de conciertos han sido aplaudidos desde los maestros de la música mexicana como Carlos Chávez o José Pablo Moncayo, hasta figuras internacionales como María Callas y los tres tenores—Luciano Pavarotti, Plácido Domingo y Francisco Araiza—; el guitarrista flamenco Paco de Lucía, la actriz María Tereza Montoya y hasta Juan Gabriel.

Aquí algunos datos para que sepas más sobre este recinto.

1. La primera piedra fue puesta por Porfirio Díaz el 2 de abril de 1904, como parte de los festejos por el Centenario de la Independencia de México. Así inició su construcción que fue concluida 30 años después, para ser inaugurado el 29 de septiembre de 1934.

2. Para su edificación se demolió el antiguo Teatro Nacional, que cerraba la avenida 5 de mayo, a la altura de la calle Vergara, la que hoy es Bolivar, y se adquirieron predios que formaban la manzana entera.

3. Casi todo el material que se utilizó es de origen nacional: el mármol café procede de Querétaro, el negro de Nuevo León, el rosa de Durango y el piso blanco de Buenavista, Guerrero. Las escaleras que dan a la sala principal fuero hechas de granito noruego y las dos mil butacas son de origen francés.

Fachada Bellas Artes

4. El telón de cristal fue realizado por la Casa Tiffany de Nueva York. Pesa 21 toneladas, mide 14 metros de ancho y 12.50 de alto y está compuesto por 206 tableros integrados por más de un millón de bloques de vidrio donde se observan los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl.

5. Los pegasos de la explanada originalmente fueron pensados para rematar el cubo exterior del escenario. Ahí se colocaron en 1912, pero se retiraron por su peso excesivo y se trasladaron al Zócalo donde permanecieron de diciembre de 1921 a enero de 1922. Regresaron a los terrenos de Bellas Artes en 1928.

6. En 1934, durante la inauguración del recinto, se presentó el coro de alumnos del maestro José Pierson. Entre ellos se encontraba un joven que destacaría poco después por su privilegiada voz: Jorge Negrete. Fue la única vez que el “Charro cantor” pisó Bellas Artes para ofrecer una actuación.

Jorge-Negrete- Foto IMCINE

7. El primer personaje en ser velado en su interior fue Frida Kahlo, en julio de 1954. Fue tal el escándalo que provocó por ostentar sobre su féretro la bandera roja del Partido Comunista, que le costó el puesto al entonces director del Instituto Nacional de Bellas Artes, el escritor y abogado tabasqueño Andrés Iduarte.

8. En 1991 el Palacio de Bellas Artes exhibió la única fotografía conocida de Pedro Infante desnudo. En ella aparece el actor sorprendido, con una mueca mientras se baña en el patio de su casa de Mérida. Se dice que la imagen fue tomada por su sobrino, el fotógrafo Guillermo López. Otros dicen que fue su hijo Pepe Infante el que obtuvo la placa.

Comments

comments