“Miles ahead” no es una película biográfica, tampoco un documental. Si esperaban que fuera una historia narrada cronológicamente, quedarán muy desilusionados.

El director, guionista y actor Don Cheadle explica en una entrevista para el diario El País que “para hacer algo informativo y cronológico ya están los documentales…yo quería hacer un proyecto explosivo, como una revuelta y de una gran libertad formal”. Ya lo dice el propio Miles en una de las escenas de la película: Si vas a contar una historia, hazlo con actitud.

Así que Cheadle decidió realizar una cinta con pasajes reales y ficticios que, si no se conoce bien la historia de Miles, serán difíciles de distinguir.

La historia se basa en el encuentro entre Davis (Don Cheadle) y un periodista de la revista Rolling Stone, Dave Braden (Ewan Mc Gregor), que busca desesperadamente al trompetista para entrevistarlo sobre su regreso a los estudios de grabación después de un largo periodo de silencio. Durante este encuentro se ven envueltos en una serie de acontecimientos que llevan al robo de una cinta en la cual Miles tiene grabada una importante sesión. A partir de este momento el periodista y el músico se lanzan al rescate de la grabación y es durante esta aventura que el director muestra un collage de recuerdos y momentos importantes en la vida de Miles, como su relación con la bailarina Frances Taylor. Nos lleva de manera aleatoria e imprevista por sus diferentes tiempos creativos y maneras de pensar y hacer música.

LEE: Tremenda fiesta groove: Fiusha Funk Band

¿Suena más a un thriller que a una película clásica sobre la vida de un jazzista icónico? Pues eso es “Miles ahead”, un retrato libre que muestra, eso sí, a un hombre de carácter explosivo, recio, un personaje que siempre está pensando en música, en distintas formas de componerla para que se escape de lo “ya hecho”; un hombre en búsqueda de la libertad creativa.

Una película que por momentos nos emociona a los amantes del jazz, cuando vemos a Miles en un estudio trabajando en sus sesiones con el maestro Bill Evans; cuando Cheadle nos trae a la realidad aquel pasaje en el cual Miles es arrestado por un policía blanco afuera del club Birdland; o cuando vemos a Miles tocando en un ring de box.

Miles ahead” es una película arriesgada y entretenida que dará de qué hablar. Estoy segura que las opiniones estarán divididas.

Ya me contarán cuál es la suya en octubre, cuando llegue la película a México en DVD.

Comments

comments