Pocas personas escuchan el consejo de una pareja cuando ésta se va. ¿Quién puede dejar de pensar en el dolor en ese momento y tornarse objetivo? Silvia Andrade lo hizo. Esta ingeniera química de formación, que ayudaba a su novio fotógrafo y físico en algunos trabajos, decidió entrar a una escuela de foto. Tiempo después el director del laboratorio donde trabajaba le pidió que sacara muestras de algunos insectos en el microscopio electrónico de barrido.

Un día quiso ver cómo estaba de ánimo y empezó a pintarlos. Los tonos vivos e intensos le dan a su fotografía un toque muy especial. Descubrió que replica en los bichos los colores de los que viste. Si está de amarillo, las imágenes son amarillas; si viste de rosado, los bichos tendrán rosado. Y de pronto pone color sobre color sobre color, de modo que nunca puede repetir las tonalidades.

LEE: Microscopio, bichos, plantas y arte. La felicidad en lo pequeño

La magia de los bichos coloridos comienza así: las personas que asisten al investigador colectan los insectos y los ponen en alcohol. Ella los recubre con una aleación de oro y paladio para verlos en el microscopio.

—El microscopio en lugar de fotones, que es luz, usa electrones. Es un cañón de electrones, entonces necesitas que tu muestra sea conductora de electricidad porque si no, los electrones no van a darte la imagen —explica Silvia—. Por eso a los insectos se le pone una aleación oro-paladio, no es oro tal cual.

El toque lo da con Photoshop, selecciona un área que termina con capas y capas de colores. Después muestra su trabajo y las abejas, los escarabajos y algunas plantas toman vida especial para todos aquellos que jamás se detuvieron a verlos, pero que de alguna manera son irresistibles vistos a través de sus fotos.

Con ese primer material montó en 2010 la exposición “Micromaravillas, Escarabajos del Sureste”. A esa exposición le siguieron varios premios y distinciones, como el primer lugar en la categoría Fine Art en el Premio Latinoamericano de Fotografía, el National Geographic Award 2012, en Mejor Fotodiario, o el segundo lugar en el Premio Nacional de Fotografía Científica de Conacyt. En 2015 fue parte de la selección internacional en THE FENCE, en Nueva York y Atlanta; en The Royal Photographic Exhibition, en Londres, y cerró con una fotografía en la exposición colectiva en el MUNCYT (Museo Nacional de Ciencia y Tecnología) de España.

Información: Katya Albiter
Escarabajo Megacerus Cubiculus

Escarabajo Megacerus Cubiculus

 

 

Escarabajo Megacerus Porosus

Escarabajo Megacerus Porosus

 

Escarabajo Megacerus Cubiculus vista frontal

Escarabajo Megacerus Cubiculus vista frontal

 

Helechoacuatico

Helecho acuatico

 

altamisa

Altamisa

 

FloraSilvestre

Flora Silvestre

 

papiro

Papiro

 

alacran

Alacrán

 

Abeja melipona

Abeja melipona

Comments

comments