Un día antes de que millones de feligreses arribaran a la Basílica de Guadalupe, cientos de personas se reunieron en una fiesta de la colonia Azcapotzalco para hacer reales las peticiones que algunos individuos le imploran a la Guadalupana: cuidar la niñez. Mujeres y hombres llevaron paquetes de ropa, cobijas y juguetes para las niñas, niños y adolescentes de la sierra de Guerrero. La convocatoria fue lanzada por la organización de mujeres Cadenas de Esperanza.

LEE: Los payasos que peregrinan a la Basílica de Guadalupe

Entre frituras, tacos, cervezas, tostadas, aguas de sabores, frutas y fichas para pagar los alimentos, al estilo de una quermés que inevitablemente me recordó mi época de estudiante, Erika González, coordinadora de Cadenas de Esperanza, me platica que “la función principal de esta organización es apoyar a niños, niñas y adolescentes, así como a personas en estado de vulnerabilidad”, fungiendo como enlace entre la sociedad y los centros/casas hogares para cubrir al menos un porcentaje de las múltiples necesidades que atraviesan a estos organismos.

Baile-Cadenas

Cadenas de Esperanza hace diversas actividades dentro y fuera de la #CDMX. Actualmente son sólo una organización de 12 mujeres que buscan asumirse legal y socialmente como Asociación Civil. Con esto “Podrían recibir apoyo económico y llegar a más lugares dentro y fuera de la Ciudad; hacer que la gente confíe más en Cadenas de Esperanza”, me aclara Erika.

Las actividades primordiales son, a medio año, recolectar útiles escolares, recolectar medicina y juguetes para el Día de Reyes. Como organización llevan cuatro años cumpliendo sueños.

LEE: Los Reyes Magos, de protagonistas a atracción de feria patronal

Baile-Erika

Erika González, coordinadora de Cadenas de Esperanza

El grupo de mujeres tiene colaboraciones con diferentes espacios para la ayuda de niños, niñas y adolescentes, entre estos están: Santo Tomás – La asunción; La paz –Teoloyucan; La paz – La Villa; Hogares providencia – Toluca; Casa de las Mercedes – Col Morelos; Santa María la Rivera: Sierra de Guerrero; Sierra de Puebla. También desean llegar con la comunidad de la sierra de Zacatecas y Chihuahua.

En este año juntaron 200 paquetes para Día de Reyes gracias a eventos como este baile, donde participaron desde el payaso “Carcachita”, hasta grupos de cumbia andina mexicana, reggaetón, salsa y rock . “La gente nos apoyó, no somos nada sin su apoyo”, me dice con sinceridad Erika. “Hay dos protagonistas muy importantes en nuestro andar: la gente que dona y los niños, niñas y adolescentes que reciben el beneficio”.

Destino: Guerrero

En los primeros ocho meses de 2016, en Guerrero aumentó 32 por ciento el número de personas asesinadas, a diferencia del año pasado, según datos emitidos por el periódico estatal El Sur. Además, en 2011 diferentes regiones del estado fueron comparadas con algunas de África, debido a los altos índices de pobreza.

LEE: Taxco: un pueblo mágico transformado por el dolor y el miedo

Por esta razón personas, organizaciones y colectivos se unen para combatir lo que niñas, niños y adolescentes atraviesan durante todo el año: la pobreza. Cadenas de Esperanza convocó la recaudación de materiales o víveres para habitantes de la Sierra de Guerrero, apoyando a Guerreros en Acción por los Niños de México. A.C. quienes son el contacto directo en la sierra.

Guerreros en Acción tiene ocho años como agrupación. Esta organización “ha podido llegar a 72 comunidades. Su función primordial es colaborar con despensas, medicamentos, útiles escolares, ropa para el frío y juguetes para las niñas, niños y adolescentes de Guerrero”, me cuenta Marco Antonio Guzmán García, presidente de la Asociación Civil Guerreros en Acción.

Baile-Marco-Antonio

Marco Antonio Guzmán García de Guerreros en Acción A.C.

Marco Antonio Guzmán también me dice que la asociación civil es meramente apartidista, laica y que todo se maneja por patrocinios. En lo que va del año, 400 niñas, niños y adolescentes de la zona de guerrero han recibido ayuda con lo que ellos llaman “apadrinamiento.”

La esperanza muere al último, dicen. Sin embargo, el contexto del país está matando poco a poco el suspiro de la esperanza. Estamos en la época “realista”, donde todo es amañado, irreal y trastocado por la dicotómica lista de lo negativo. Es un malestar de nuestros tiempos. Afortunadamente no es duradero ni eterno, ya que existen muchas personas, colectivas, organizaciones de la sociedad civil que van sembrando la semilla de la esperanza, van abriendo camino para un mejor país.

Baile-globo

Baile-cumbia-andina

Baile-Juguetes-2

Baile-Rock

Baile-deseo

Baile-Payaso

Todas las fotos son de la autora

Comments

comments