A la altura del Ángel de la Independencia, este domingo 22 de Octubre, llegamos para presenciar la cita de cientos de mexicanos y dos que tres extranjeros con el objetivo de caracterizarse para la Tercera Mega Procesión de Catrinas.

¿Porqué catrinas? Los mexicanos somos reconocidos mundialmente por ser los únicos que festejamos a la muerte. Es José Guadalupe Posada a quien le debemos el hoy poder jugar con las catrinas ya que fue él quien creo la caricaturización de las calaveras en la época de Porfirio Díaz. Posada creo a las catrinas y les dio el nombre de “calavera garbancera” ya que “garbanceros” era el adjetivo que se les daba a aquellos indígenas que vendían garbanzos y renegaban de sus cultura y su sangre para hacerse pasar por europeos. Con respecto a esta crítica a la hipocresía, Posada afirmó que “la muerte es democrática ya que, a fin de cuentas, güera, morena, rica o pobre, toda la gente acaba siendo calavera”.

LEE: Día de muertas. La marcha de las catrinas

Todos se encontraban emocionados; niños, jóvenes, papás, mamás, abuelitos y abuelitas se ponían en manos de los maquillistas quienes inspirados, creaban diversos y únicos diseños en las pieles de los participantes. Me dio gusto ver cómo los mexicanos se sienten orgullosos de portar uno de los emblemas que nos caracteriza frente a otros países. Algunos decidieron que las mascotas también debían vivir la experiencia así que los disfrazaron y maquillaron para que fueran parte de la algarabía.

IMG_2943

IMG_2936

IMG_2926

IMG_2922

Los maquillajes tenían un costo que se ajustaba al bolsillo de cualquiera que quisiera vivir la experiencia de ser catrín o catrina por un día. Desde los cien hasta los trescientos pesos dependiendo el diseño y el lugar.

A paso lento y apretujada me deleitaba viendo cómo a falta de lugar, los maquillistas y maquillados agarraban cualquier rincón y lo convertían en estudio. No necesitaban mucho, un banquito bastaba para que la persona, futura catrina, se sentara mientras los creativos del maquillaje hacían maravillas con su paleta de llamativos colores.

IMG_2904

IMG_2900

IMG_2899

IMG_2897

La mayoría de los asistentes ya se encontraban a tono y esperaban ansiosos que la procesión comenzara; a las 19:00 horas saldrían hacia el Palacio de Bellas Artes. Pero antes, todos debían quedar listos. Muchos decidieron llevar su transformación al siguiente nivel y se pusieron muy catrines con vestidos típicos de nuestro precioso México; guayaberas, sombreros, y flores muy coloridas eran el ajuar que los envolvía.

Estoy segura de que el Ángel estaba igual de deleitado que yo, viendo como las tradiciones mexicanas están perdurando y trascienden después de tantas generaciones.

A las 7 de la noche, las catrinas partieron del Ángel de la Independencia hacia el Palacio de Bellas Artes sobre Reforma y Avenida Juárez. La llegada no pudo ser más gozosa al ver que Bellas Artes se encontraba iluminado de colores fosforescentes que atraían a las calaveras vivientes. Después de tres horas de un ambiente divertido y familiar, el evento concluyó dejando un buen sabor de boca en los participantes quienes esperan entusiasmados la procesión del año entrante.

IMG_2881

IMG_2886

IMG_2892

IMG_2895

Comments

comments