Desde hace un par de años un petrolero texano llamado Joe T. Hodo ha expresado en varios videos su firme intención de ser el primer presidente gringo de México. El tipo ha realizado una campaña para demostrar por qué él podría gobernar mejor este país. Ha demostrado ser un férreo promotor del fraking —extracción de gas natural del suelo con químicos— y hasta es dueño de una de estas compañías en Coahuila; es un sujeto dispuesto a comprar con billetes verdes a las personas que organizan a sus comunidades. Incluso tiene un plan de migración donde centroamericanos y mexicanos pueden convertirse en asociados —así como en Walmart— : ellos cavan un túnel en la frontera para pasar a Estados Unidos y él no les cobra por usarlo. Por fortuna nada de eso le ha funcionado. Parece un chiste pero este empresario gringo insiste en que no está bromeando.

LEE: Migrantes en Estados Unidos: entre la humillación y la crueldad

Joe-Temblor-5

Hace unos días el magnate subió a Youtube la más reciente de sus andanzas. Días después del terremoto del 19 de septiembre, Joe observó que los mexicanos comenzaron a organizarse para rescatar a personas atrapadas, repartir víveres y reconstruir viviendas. “Los mexicanos están intentando hacer el trabajo de las corporaciones y de nuestros aliados en el gobierno mexicano, lo cual crea caos, y es malo para los negocios, particularmente mi negocio”, dice el magnate en una escena.

LEE: Ha vuelto. El regreso del espíritu social tras el temblor

Viendo el trabajo exitoso que prestaron los binomios caninos durante las labores de rescate, Joe T. Hodo consiguió su propia perra de rescate de la marina mexicana —a la que llamó Malinche— para que le ayudara a rastrear brigadistas durante la contingencia y disuadirlos de su labor de ayuda.

LEE: El Topo que ama a los perros 

Joe-Temblor-2

“Ellos deben de quedarse en casa y dejarnos a los profesionales encargarnos de ello”, menciona el empresario. “La organización lleva a la participación ciudadana. La cual inevitablemente lleva a la autonomía, lo cual es peligroso en estos tiempos inciertos”.

Por fortuna Malinche, además de obedecer a sus instintos, también es mexicana, por eso conduce al gringo por taquerías, carnicerías y una tortería para saciar algo de su hambre y de paso mostrarle a Joe que la sociedad organizada y el espíritu solidarios son dos características que muestran el verdadero carácter de México.

Comments

comments