El Centro Histórico de la Ciudad de México es como un cofre que guarda la riqueza de monumentos artísticos e históricos, así como un resumen de la historia de nuestro país, en cerca de mil 500 edificios, desde la época prehispánica hasta nuestro tiempo. No por nada es Patrimonio Cultural de la Humanidad por parte de la Unesco desde 1987.

Es ahí donde nacen millones de historias; donde los guerreros y dioses mexicas se entrelazan con las almas de marquesas, virreyes, frailes, leyendas de amores contrariados, de vidas eternas, penas y cadenas. Los gritos de justicia, igualdad y libertad retumban en los muros que guardan memoria y los regresan a las calles donde millones de voces hoy aclaman las mismas peticiones de antaño.

ESCUCHA: Crónicas de Asfalto radio: El Centro Histórico con los brazos abiertos

Aquí, en este espacio ubicado en la delegación Cuauhtémoc, se tejen los hilos de casi 700 años, de encuentros y momentos trascendentales de la sociedad mexicana. Y entre el comercio formal e informal, que dan voz a sus calles y recovecos, encontramos diversas manifestaciones de la cultura, como el Callejón de la Condesa que nos espera con garbanzos de oro. Libros y libros iluminan a su alrededor y sus letras huelen a memoria.

En el Centro los artistas hacen suya la banqueta para llenarnos los ojos de sorpresa, los oídos de melodías dulces, alegres o nostálgicas, como los organilleros. Aquí la poesía vuela entre los balcones y cornisas, se cuela la tradición con los latidos del tambor y las sonajas que acompañan a las plumas multicolores y el orgullo de un pueblo guerrero.

En este pedacito de tierra siempre hay un sitio que nos abraza y nos hace mover los pies. Hay para todos los gustos y corazones, para los que salen durante la noche para camuflarse entre los que danzan, rondan, arrastran sus cadenas, se enamoran, o simplemente caminan con los sentidos abiertos para recibir los susurros que les canta el viento, mientras con cada respirar se pierden en nuestra maravillosa y magnifica historia.

LEE: A platicar a la cantina

Resulta imposible detallar la magia que encierran sus 9.7 kilómetros cuadrados y sus 668 manzanas. Sin embargo, el Centro Histórico sigue siendo el ombligo de la luna. Aquí se encuentra la complejidad de una sociedad, las encrucijadas que ha sorteado, la memoria de todos sus pasos y los sueños de muchos mexicanos.

Cabildos-OK

Salón de Cabildos en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento

Calavera_Diversion

Callejón-de-la-Condesa-OK

Callejón de la Condesa

Catedral-OK

Catedral Metropolitana

Chamanes-Ok

danza-ok

Donceles-OK

Calle Dondeles

Latino-Ok

Torre Latinoamericana

Mama-ya-vienes-por-mi-ok

Marcha-Ok

Milagros-del-corazón-ok

Murga-ok

Negocios-Ok

Organillero-Ok

Regina_2-Ok

Calle Regina

Tenoch-OK

Sigue a Tere Vaquero en Facebook: teresavaqueroc

Comments

comments