Azoteas con sillas, sombrillas y gente sentada en el techo de cemento; romanos con lentes o rasgos indígenas, centuriones con caballos que bailan y caminan orgullosos levantando alto las cuatro patas. Vírgenes sexis, Nazarenos con túnicas moradas que cargan cruces de 90 kilos, niños que lloran porque ya no soportan el calor y el cansancio tras estar parados dos horas. Vecinos que abren sus casas para vender empanadas de camarón, chicharrones preparados, agua, dulces y cobrar en cuatro pesos la entrada al baño. Policías de la Secretaría de Seguridad Pública del DF controlando a los dos millones de personas que llega a la representación de la Pasión de Cristo en Iztapalapa como si fuera ganado, con gritos y vallas de metal. Chicas desmayadas por insolación, juegos mecánicos, una cerveza para saciar la sed, puestos que venden chapulines asados al comal con sal, limón y un poco de salsa Valentina para el antojo, o de plano unos tacos de bistec para calmar el hambre.

El Cristo de Iztapalapa carga y arrastra una cruz de cien kilos durante dos kilómetros de recorrido bajo los rayos de sol que rebotan con el asfalto y que queman la piel. Los habitantes de los ocho barrios de Iztapalapa dicen que el peso de la cruz esta compuesto por los pecados de quien la carga. Sin embargo, los 411 actores que participan en la recreación de la Pasión de Cristo en Iztapalapa, la más famosa e importante en todo el mundo , saben que en realidad esa cruz pesa 173 años de tradición.

Fotos: Manuel Hernandez Yáñez
@Manuelhey

Romanos

Romanos-2

Iztapalapa-pasión-4

Nazareno

Iztapalapa-pasión-1 Virgen-Soledad

Iztapalapa-pasión-6

Judas

Iztapalapa-pasión-3

Iztapalapa-pasión-5

Iztapalapa-pasión-2

Cargando-la-cruz

Iztapalapa-pasión-7

Cartulinas

Iztapalapa-pasión-10

Iztapalapa-pasión-11

cristo-1

Crucifixión

Iztapalapa-pasión-12

Iztapalapa-pasión-13

Iztapalapa-pasión-8

Iztapalapa-pasión-9

corona-de-espinas

 

Comments

comments