Tlatelolco es un lugar que ha sido escenario de sucesos históricos. Sólo es cuestión de pararse en la Plaza de las Tres Culturas para contemplar la historia de México resumida en tres elementos arquitectónicos: Los restos de la antigua ciudad prehispánica, el templo de Santiago y la Unidad Habitacional Nonoalco-Tlatelolco. Una frase grabada en piedra recuerda uno de estos hechos: “El 13 de agosto de 1521 heroicamente defendido por Cuauhtémoc cayó Tlatelolco en poder de Hernán Cortés. No fue triunfo ni derrota fue el doloroso nacimiento del pueblo mestizo que es el México de hoy”. Otro monolito con los nombre de varios jóvenes no dejas que se olvide la más reciente masacre llevada aquí: la de dos de octubre 1968.

A finales de la década de los 50 el entonces Departamento del Distrito Federal decidió la construcción de Unidad Habitacional Nonoalco-Tlatelolco, poniendo al frente del proyecto al arquitecto Mario Pani, el mismo que diseño edificios emblemáticos de la Ciudad de México, como Rectoría en Ciudad Universitaria y el Conservatorio Nacional. Sin embargo, tras el temblor de 1985 algunos puntos de este sitio han cambiado un poco. Una muestra es el reloj de sol, atrás de los edificios Veracruz, Coahuila y Zacatecas a unos pasos de avenida Reforma, en el mismo sitio donde se ubicaba el Edificio Nuevo León, que se desplomó en el terremoto.

En algunas partes de la Tlatelolco parece que el tiempo se detuvo: las tiendas y restaurantes, conservan muebles de finales de los 70 y de los 80, como mesas y sillas anaranjadas. Sus andadores son laberínticos para los que visitan por primera vez el lugar, pero hay que seguirlos, en una de esas saca al caminante al Jardín de Santiago, que se asemeja al de San Marcos en Aguascalientes.

En la década de los 40 a unos pocos metros de ahí, pasaba la ruta del camión Santiago-Algarín. Venía por la calle de Comonfort, le daba la vuelta al jardín y topaba con el ex convento de Santiago Tlatelolco, donde se escribió el primer libro de medicina en América, en 1552, el “Libellus de medicinalibus indorum herbis”, más conocido como el Códice de la Cruz-Badiano.

Disfruten de Crónicas de Asfalto radio desde Tlatelolco, un resumen vivo de la historia de la ciudad.

Comments

comments