Mientras distintas voces han manifestado preocupación por la probable llegada del precandidato republicano, Donald Trump, a la Casa Blanca, debido a sus reiterados discursos en contra de los mexicanos, Jorge Chávez Vidal, un militar norteamericano en retiro que nació en México, dice: “creo que la intención de Trump es buena —acerca de poner un muro entre Estados Unidos y México—. Se ha hecho en otros países, se ha hecho en la Segunda Guerra Mundial. Creo que sí está un poquito medio exagerado lo que dice, pero al fin (Trump) tiene la idea correcta’.

Jorge, quien dejó México en 1994 con tan sólo 17 años de edad, recuerda el motivo por el cual votó la primera vez por la tendencia política más conservadora en el país vecino del norte: “Fue en el 95, porque la única amnistía que se ha hecho en favor de nosotros (los hispanos) en Estados Unidos fue bajo un gobierno republicano”. Sin embargo, la razón de su preferencia política también tiene un fundamento ideológico: “Un republicano es una persona llena de valores, llena de ideas que son fundamentales o que fueron fundamentales para el desarrollo de este país”.

Jorge-Trump-1

Parece extraño escuchar a este oriundo de Puebla hablar así del Partido Republicano, pero Chávez Vidal ha construido su tendencia política con los años. Para él, haberse enrolado en el ejército estadounidense fue significativo porque ahí entendió más sobre la defensa de lo que cree es el nacionalismo “dormido” en los últimos años, el cual Trump quiere despertar nuevamente en todo ciudadano norteamericano, “no importa que sea negro, hispano o asiático, siempre y cuando viva legalmente en esa tierra y respete la cultura en la que decidieron ir a vivir”.

Jorge insiste en las razones por las que el sector conservador de Estados Unidos debe estar en la Casa Blanca de la mano de Donald Trump. Considera que los demócratas quieren cosas gratis y creen en el socialismo: “por ejemplo, Bernie Sanders es un socialista, Obama otro socialista”. Y agrega que los demócratas están equivocados al disminuir la actividad bélica en el mundo porque “éste es un país que ha sido fundado en guerras, o que han salido adelante por medio de guerras, entonces por qué traer otra cosa diferente. Sería hacerte al tonto si crees que Estados Unidos no ha sido Estados Unidos porque es un país pacifista. Yo creo que sería hacerte un poquito bruto o menso”.

Jorge-Trump-2

Es por ello que considera un honor haber combatido en defensa de Estados Unidos en Medio Oriente: ‘No le quité la vida a suficientes. Afganistán fue el área de combate más pesada que tuve’. El ejército americano, dice, lo formó con los valores de la “Army”: lealtad, honor, respeto, sacrificio. Pero al preguntarle si formaría parte del ejército mexicano su respuesta fue contundente: “No. En el ejército americano tenemos reglas, tenemos valores. Algo que en los soldados mexicanos no existe, por eso no lo haría. Como soldado americano estoy obligado a seguir la constitución, porque cuando me ven a mi están viendo lo que represento, represento al pueblo americano. Y en México no hay eso. No importa a quién tengas que atropellar; lo hacen y matan civiles.’ Y entonces expulsa una frase rotunda: ‘El ejército está para proteger al pueblo”.

Chávez creció en Atlixco, Puebla, un lugar de no más de 200 mil habitantes, en el que el catolicismo es una de las religiones más influyentes en la comunidad. Pero al llegar a Estados Unidos no sólo cambió su percepción de la vida materialmente, también sus creencias religiosas se transformaron, tanto que hoy hasta habla Hebreo. “Soy religiosamente judío. Más culturalmente. Me cambié porque un rabino cercano a los latinos me ayudó a darme cuenta de que la ascendencia de mi familia es judía. Ahora es sólo regresar a lo que en 1492 fue obligado a convertirse al catolicismo”.

Jorge-Trump-5 Judio

Más allá de los buenos recuerdos que tiene de México y sus deseos por regresar algún día, Jorge considera que con su experiencia no podría ver las injusticias, y eso pondría su vida en riesgo si viviera aquí. Y es que para él: “La situación está para destruirlo (a México) y volver a empezar. No hay el coraje que veo en los iraquíes o en los afganos, porque ellos defienden lo que creen. El mexicano dice: si no me afecta a mí, no me meto. Eso es algo que está matando a México”.

Incluso, y a pesar de que Chávez Vidal cree que “México tiene el potencial de ser una primera potencia, porque tiene de todo”, está convencido que el problema de México, son los propios mexicanos: “Suena feo, pero es la verdad. México necesita una limpieza de generaciones. El problema es más cultural que otra cosa. ¿Por qué un mexicano en Estados Unidos sigue las leyes de manejo y en México no?”.

LEE: Ciclismo urbano o deporte extremo

Por supuesto, tampoco confía en la política de nuestro país y afirma: “Cuando haces alianzas (entre partidos) dejas tu esencia. Si estás en un partido es porque crees en los valores de ese partido”.

También reclama la actitud de algunos migrantes mexicanos, razón por la cual en Estados Unidos no es bien vista su presencia: ‘Hablo del mexicano que viene a absorber al país sin metas, porque no tenían otra cosa mejor que hacer en su tierra. Llegan a Estados Unidos y se vuelven vándalos. Los meten a las cárceles y los mantenemos. Las otras (mexicanas) son las que se embarazan. Esas son las que absorben y por esas no nos quieren en este país. No me ofendo porque yo no soy violador, pero a todos nos ven igual. Por ellos pagamos los que realmente venimos a superarnos. La migración tiene que ser de gente que viene a beneficiar al país, no de los que vienen a absorberlo”.

LEE: Migrantes en Estados Unidos: entre la humillación y la crueldad

Jorge-Trump-3

Chávez recuerda uno de los momentos en los que sufrió discriminación en Estados Unidos: “La primera vez fue porque no hablaba inglés y un americano me dijo que hablará en su idioma, porque en un Walmart veníamos hablando español (su mamá y Jorge). Y le respondí: me gané el derecho de hablar el idioma que quiera porque fui a combatir por Estados Unidos. Pero después pensé que no estuvo bien decirle eso porque tienes que hablar la lengua de la comunidad”.

Sin embargo, no sólo pertenecer al ejército ha reafirmado su convicción por pertenecer a la cultura norteamericana; también el crecimiento laboral, algo que no olvida: “En Miami trabajé diseñando pasto, luego empecé a trabajar en hoteles, como todo mexicano. Hice una carrera más o menos estable. Empecé de abajo. Me dediqué a la hotelería y unos meses después del 11 de septiembre entré al ejército. Me retiré y ahorita soy un emprendedor. Soy franquiciatario de industria de limpieza comercial. Ayudamos a la gente a saber cómo abrir su empresa de limpieza”.

Pese a que, según una encuesta de The Associated Press-GfK, casi el 70 por ciento de la población en Estados Unidos tiene una mala impresión de Donald Trump Jorge cree que “no hay nadie quien le gane”. Incluso considera que sí existe un sector, gobierno o ente que debe temer al magnate de las construcciones si llega a la presidencia, y no es precisamente México: “ISIS debe temerle, porque Trump no creo que quiera empezar una guerra con Rusia o con otro país. Estados Unidos está en una posición de construirse”.

Para Jorge Chávez, México un lugar especial del que guarda los mejores recuerdos, pues ahí conoció lo bueno y lo malo desde los 13 años. Sin embargo, el preferiría morir en Afganistán, “porque fue un lugar o es un lugar donde vi tantas cosas que hubiese deseado… Hubiese preferido perder la vida yo a alguno de mis soldados”. Y por supuesto, ser sepultado en Estados Unidos: “porque voy a vivir la mayoría de mi vida en este país. Pero ya estoy de este lado. Mi hoyo ya está comprado en uno de los cementerios nacionales de los veteranos. En el Cementerio de Arlington, porque es un lugar especial. La Casa Blanca está viendo al cementerio”.

Comments

comments