Mochilazo

Paul Orizaga G

Paul Orizaga G in Mochilazo

La ruta de lo extraño y el deporte extremo en Guanajuato

Mi primera impresión al llegar a San José Iturbide, Guanajuato, y encontrarme parado frente a su hermosa parroquia de cantera rosa, es que es una ciudad tranquila donde no me esperan muchas emociones. Había viajado por cuatro horas en auto desde la Ciudad de México y me encontraba muy cerca de la frontera con el estado ... Continue reading ›

Katya Albiter

No me odies. ¿Ya dije que no me odies?

Katya Albiter in Mochilazo

Aoshima: la isla de los gatos… a la que le hacen falta gatos

Hace tiempo leí sobre una isla llena de gatos en el sur de Japón . El artículo era bastante general y decía poco del sitio pero tenía un montón de fotos de encantadores felinos. La isla se llamaba Aoshima. Así, el día que empecé a planear mi viaje a Japón, Aoshima se convirtió en uno de ... Continue reading ›

Sayli Sosa in Mochilazo

El alma bicolor de un pueblito cubano

En Majagua, a unas cuatro horas de La Habana, durante casi todo el año, la gente puede vestirse del color que quiera, pero en noviembre hay que decidir. Se es rojo o azul, por elección, por herencia, o porque sí, y no hay que andar citando a nadie ni convocar a demasiadas reuniones para que cada ... Continue reading ›

Jacqueline López Zárate

Reportera de televisión, investigadora urbana, científica y ciudadana del mundo.

Jacqueline López Zárate in Mochilazo

Un dulce reencuentro, noche de muertos en Michoacán

Llegamos cuando el sol concedía sus últimos suspiros de luz. Lo que relucía a primera vista era el color amarillo del cempasúchil trazado en un camino que nos conducía a la entrada de un altar con la insignia “Bienvenido Samuel”. Samuel Bermúdez falleció el año pasado, de cáncer. La noche del primero de noviembre de este año, ... Continue reading ›

Sayli Sosa in Mochilazo

El secreto no está en la flor. Un jardín de orquideas con candela cubana

Ni porque tenía nombre de flor a Margarita le gustaban los jardines. Cuando se fue a vivir al batey del central azucarero Violeta, en la provincia cubana de Ciego de Ávila, ella escogió la casa que no tenía patio porque, aunque no trabajaba fuera, no quería pasarse el día barriendo y recogiendo hojas secas. El inmueble había ... Continue reading ›

Katya Albiter

No me odies. ¿Ya dije que no me odies?

Katya Albiter in Mochilazo

Una granja orgánica de Japón: la felicidad de una vida sencilla

Tsutomu-san tomó aire y clavó con fuerza el tenedor gigante en la tierra, emitiendo un sonido agudo, similar al silbido. Sacó de un jalón un manojo de camotes grandes y morados que dejó en el piso. Mi tarea era simple: cortar los tubérculo y ponerlos con cuidado en una caja de plástico verde. Aunque el trabajo ... Continue reading ›

Katya Albiter

No me odies. ¿Ya dije que no me odies?

Katya Albiter in Mochilazo

Nikko, tierra de templos y lluvia

En cuanto supe que iba a Japón, puse a Nikko, una pequeña ciudad al norte de Tokyo, entre los lugares a visitar. ¿Por qué? Por los monos sabios, esa conocida tríada de primates en la que uno se tapa la boca; otro, los ojos; uno más, las orejas. Está labrado en un establo del Toshogu Shrine, ... Continue reading ›

Katya Albiter

No me odies. ¿Ya dije que no me odies?

Katya Albiter in Mochilazo

La cumbre del Monte Fuji, donde renacen el espíritu y el sol

Desde que hablé del viaje a Japón me preguntaron si iría al monte Fuji. Yo negué rotundamente. No es que no tuviera interés, es sólo que tenía miedo. A mis 36 años y con mis achaques, retar al Fuji era un auténtico acto de temeridad necia, y no pensaba arriesgarme. El gigante nipón ni siquiera entró ... Continue reading ›

Katya Albiter

No me odies. ¿Ya dije que no me odies?

Katya Albiter in Mochilazo

Sumidagawa: el río japonés que me llegó al corazón

Miré emocionada el río Sumida por un largo rato. Todavía no eran las ocho de la mañana pero el sol ya estaba pleno sobre el largo cuerpo de agua. El aire cálido y húmedo de la ciudad me hacía sudar a chorros. Los ciclistas pasaban detrás de mí. Yo me aferré a la baranda para no ... Continue reading ›

Katya Albiter

No me odies. ¿Ya dije que no me odies?

Katya Albiter in Mochilazo

Asakusa: máquina del tiempo sin final

Decidí pasar las primeras noches de mi viaje a Japón en Asakusa, no por el ambiente tradicional que recuerda la era Edo (Siglos XVII al XIX) ni por el templo Sensoji, el más antiguo e importante de Tokyo, sino por algo mucho más mundano: fue en donde encontré el hospedaje más barato y mejor ubicado. Impulsada por ... Continue reading ›